3 razones de PESO para que los ticos elijamos alimentos orgánicos

Los argumentos para preferir el consumo de alimentos cultivados con beneficios de la agricultura orgánica, son muchos, pero desde nuestro punto de vista, hay tres situaciones que como costarricenses, tenemos la responsabilidad especial de tomar en cuenta. Para nosotros, son razones de peso para que comencemos a actuar desde nuestros hábitos personales, desde nuestros círculos de influencia, y ayudemos a cambiar nuestra Costa Rica para bien, en áreas que consideramos urgentes.

1. Costa Rica encabeza la lista de países con más alto uso de plaguicidas en Latinoamérica

La CEPAL estima que por cada 1.000 hectáreas de superficie agrícola en Costa Rica, se aplican 91.8 toneladas de plaguicidas.  La tierra en que vivimos, que amamos y que hemos vendido al mundo como la Suiza Centroamericana, Esencial, Sin Ingredientes Artificiales, y El Más Feliz del Mundo, encabeza la lista de países con mayor uso de agroquímicos de América Latina. Producimos y consumimos alimentos con una carga de químicos siete veces mayor a la que aplicaban nuestros padres y abuelos hace 50 años. Según el MAG, hoy día cada tico se lleva a su boca una cuota de aproximadamente 3 kg de plaguicidas al año.

Incluso cuando la historia sugiere que el uso de plaguicidas lejos de reducir, ha venido a aumentar la incidencia de plagas en los cultivos, la política ambiental costarricense crea dependencia del agricultor en el uso de semillas e insumos agrícolas importados, un daño implacable sobre el medio ambiente, y desafortunadamente la importación de plaguicidas no se reduce. Esto, para nosotros los costarricenses no es exactamente “pura vida”; debemos estar consientes del problema y comenzar a reaccionar.

En comaorganico.com, creemos en la alimentación saludable, donde el cambio debe comenzar por los consumidores, cuando prefiramos los productos orgánicos, que han sido cuidados por productores pequeños, con técnicas sostenibles, amigables con el medio ambiente y con la salud del consumidor. Así se da el espacio a los agricultores que están tratando de abrirse camino con técnicas de agricultura orgánica y se estimula a los actuales a evolucionar.

Una estampa desafortunadamente típica de cómo se ve la cuenta de un río al pasar por una finca agrícola tradicional. Además de la ausencia de árboles, la erosión provoca que muchos de los componentes químicos aplicados terminen en los ríos.

Una estampa desafortunadamente típica de cómo se ve la cuenca de un río al pasar por una finca agrícola tradicional. Además de la ausencia de árboles, la erosión provoca que muchos de los plaguicidas aplicados terminen en los ríos y aguas subterráneas.

2. Costa Rica es el tercer país en Latinoamérica con más altos índices de sobrepeso

Según un estudio llamado “Planning cancer control in Latin America and the Caribbean” y  publicado por la Revista The Lancet,  Costa Rica, Paraguay y Venezuela ostentan los índices más altos de sobrepeso en Latinoamérica.  El sobrepeso se ha identificado como el principal factor de riesgo de enfermedades coronarias y cáncer en la región, y está asociado directamente con la actividad física y la dieta. La comida rápida, las grandes cadenas de restaurantes, los bocadillos de paquete del supermercado y las bebidas azucaradas han sustituido la alimentación saludable de los hogares tradicionales de nuestros antepasados.

Una dieta rica en alimentos frescos, vegetales, frutas y una actividad física regular son fundamentales para la salud. Si tomamos esta recomendación,  preferir productos orgánicos debería ser una prioridad, para evitar convertir el remedio en otro problema, por el efecto tóxico del exceso de químicos en nuestro organismo. Tampoco se trata de aislarse de una realidad que todavía no da para que comamos 100% productos orgánicos ni saludable. Todavía hay alimentos que no se consiguen orgánicos, y no siempre, ni en todo lugar vamos a tener disponibles las opciones más saludables. Lo que sí podemos comenzar por hacer es elegir productos orgánicos cuando se encuentren disponibles, para estimular además el crecimiento de este mercado de alimentación saludable. Creemos además que si se fomenta el consumo, el aumento en la producción permitirá reducir el precio actual de los productos orgánicos, para hacerlos más accesibles y disponibles para toda la población.

Por lo anterior, abrazamos las nuevas opciones de alimentación saludable, que combinan los beneficios para la salud, con antiguas tradiciones y conocimientos, ingenio y tecnología; y producen propuestas inspiradoras. Ejemplos de eso son las ferias orgánicas, los nuevos restaurantes y cafeterías artesanales que han surgido en San José, las marcas de productos hechos a pequeña escala con ingredientes saludables y con mínimo procesamiento, las huertas urbanas y de consumo doméstico, las recetas para volver a cocinar con familia y amigos en la casa,  y muchas otras iniciativas que promueven una nueva cultura de salud, respeto al medio ambiente, creatividad e interacción humana alrededor de la comida. Lo que sigue es que estas iniciativas se fortalezcan y se expandan a toda la población.

 3. La mayor parte de la dieta de los ticos depende de importaciones

Según Food, Inc., la mayor parte de los ítems que se venden en un supermercado son alimentos hiper procesados a partir de derivados de maíz, trigo o soya. En los Estados Unidos este porcentaje asciende al 70%, y en Costa Rica probablemente no sea muy distinto. Cuando vemos que cerca del 89% del maíz y de la soya disponibles vienen de cultivos transgénicos, así como al mayoría del trigo, nos damos cuenta que la autonomía y la seguridad alimentaria de los costarricenses, al igual que la mayoría de los países, está en manos ajenas.  No se puede negar que hacen posible por sus bajos precios la alimentación mundial, pero al final de cuentas el fenómeno se resume en que unos pocos tienen acceso a alimentos más caros y más saludables, y los demás deben someterse a comer alimentos controlados por grandes trasnacionales, que menudo favor le están aportando a la salud de nuestros pueblos y a nuestro medio ambiente. Esto debe cambiar, pues la alimentación saludable no deberían ser solamente para las élites. Mucho menos cuando en los entornos urbanos y rurales hay espacios ociosos, y gente con tiempo disponible para trabajar.

Incluso para la producción agrícola tradicional, la dependencia de insumos agrícolas importados, hace que ante una eventual crisis de petróleo o conflicto internacional, se ponga en la cuerda floja parte de nuestra producción agrícola y la seguridad alimentaria de la población.

La siembra de productos orgánicos, por su parte, promueve la independencia, el trabajo comunitario y la seguridad alimentaria, debido a que las fincas tienden a producir con su propia semilla, producen sus propios abonos, mejoran constantemente la calidad de los suelos, preparan sus propias mezclas para repelentes, fungicidas y plaguicidas naturales e intercambian entre vecinos.

En comaorganico.com creemos en producir nuestros propios alimentos con métodos sostenibles, con variedades criollas, con gran calidad, a precios accesibles para alimentar mejor a toda la población. Nos gustaría que la mayor parte de lo que comemos pueda ser producido localmente, sin la huella de carbono de haber recorrido el mundo, sin tantas dependencias, y con el beneficio adicional de dar trabajo a muchas personas en nuestro país.  Es hora de promover una nueva cultura culinaria que innove pero que valore lo autóctono. Nos toca promover y premiar a los que cuidan nuestros suelos, y luchan por recuperar nuestros ríos y sombras.  Podemos tambien aprovechar muchos espacios ociosos que tenemos en nuestros campos y ciudades, y poner a trabajar las manos de muchas personas que podrían hacer la diferencia. Creemos que es posible… ¿usted?

Written by Jose Ortiz

Jose creció en medio de fincas, campo, ganado y siembras de todo tipo. A pesar de que su vida actual como empresario y consultor de comunicación digital está muy lejos de esas añoranzas, está convencido de que la vida moderna debe integrar una conexión con la tierra de donde venimos. La agricultura orgánica es una manera de hacerlo, una necesidad para la salud y el ambiente; una reinvindicación de la sabiduría humana. Aprender de ella y conocerla, una terapia para la sociedad moderna. De promoverla viene la motivación de participar en este blog.

Comments (12 comments)

Dejar un Comentario