¿Alergia a la leche de vaca? Aprenda a leer muy bien las etiquetas

El uso de la leche de vaca y sus derivados es muy amplio en la industria de los alimentos industrializados debido a que provee textura y sabor, pero su consumo es todo un reto en personas con preferencias o requerimientos dietéticos que le impiden tomar esta leche y sus derivados.

El verdadero desafío viene con la lectura de las etiquetas, ya que muchas veces el nombre de los ingredientes derivados de la leche de vaca no es sugestivo. Para personas alérgicas a la leche de vaca, incluso puede ser un tema de seguridad para su salud. De ahí la importancia de saber leer etiquetas e inferir cuando un alimento ha sido elaborado con ingredientes o sub-ingredientes de origen lácteo.

La alergia a la proteína de la leche de vaca se da principalmente por reacción del sistema inmunológico a las proteínas de dicha leche. El 80% de estas proteínas está conformado por la caseína y un 20% por las proteínas del suero. Estos derivados pueden ser encontrados ampliamente en medicamentos, alimentos, y aditivos o preparados para la industria alimenticia.

¿Qué buscar en las etiquetas?

Al revisar etiquetas hay que tener especial consideración cuando se hace referencia a ingredientes como: Queso; yogurt; mantequilla; lactocrema; caseína; caseinato de (amonio, potasio, sodio o cualquier otro caseinato); hidrolizados de caseína; queso; crema; nata; half and half; cuajada; natilla, ghee o gui, flan, dulce de leche, kumis, lactalbúmina, fosfato de lactalbúmina, lactoglobulina; turrón; Panner; pudín; crema agria y sólidos de suero animal.

También se debe tomar en cuenta durante la revisión de etiquetas que en algunas ocasiones no podemos asegurar que un alimento tiene o no tiene un derivado de leche, de forma que evitar estos alimentos es la recomendación si hay restricción alimentaria por alergia o alguna enfermedad.

Ingredientes “sospechosos” de contener leche de vaca

Algunos ejemplos de nombres de ingredientes que no necesariamente indican la presencia de leche de vaca, pero que son sospechosos, son:

  • Margarina
  • Aceite de mantequilla
  • Sabor artificial a mantequilla o manteca
  • Proteína
  • Suplemento de proteína
  • Proteína hidrolizada
  • Kéfir

A menos de que esos ingredientes indiquen específicamente su fuente, no es seguro consumirlos ya que hay algunos que son de origen vegetal, otros son de origen animal o bien una combinación de origen animal y vegetal a la vez.

Leche de vaca como sub-ingrediente

Es importante destacar que la leche de vaca o sus derivados son utilizados como sub-ingrediente en una amplia diversidad de alimentos, de forma que, a menos de que el fabricante especifique lo contrario, no se puede determinar que el producto esté o no libre de ingredientes de este origen. Así que se recomienda siempre sospechar, con cierto grado de certeza, que alimentos que indican que contienen lo siguiente, pueden estar contaminados con trazas de leche de vaca: Caramelo; sabor artificial o natural a caramelo; mantequilla o chocolate; saborizante natural y artificial; margarina; embutidos y la harina alta en proteína o las harinas que tienen mejoradores de textura para panadería.

El evitar la exposición a la leche de vaca puede resultar todo un reto en el entorno de alimentos industrializados en el que nos desenvolvemos. De forma que la alimentación orgánica, 100% natural y hecha en casa es por mucho la mejor alternativa que tenemos quienes escogemos o necesitamos una dieta libre de leche de vaca.

Written by Inés Cornejo

Inés es una ingeniera que descubrió en la maternidad una verdadera pasión, un norte de vida. Ella tuvo que afrontar con muy escasa información las alergias alimentarias de su hija mayor, Catalina, a quien decidió alimentar exclusivamente con leche materna prolongando así la lactancia por dos años; pese a la dieta libre de alérgenos que tuvo que aprender a hacer. Inés, inspirada por la falta de apoyo, información y productos decidió investigar mucho y devolverle a la vida, un poco de lo mucho que recibió. Es así como se dispone a ayudar a otras mamás haciendo uso de la tecnología y formando un chat de apoyo. En su tiempo libre disfruta de ser mamá.

Dejar un Comentario