¿Qué son las alergias alimentarias?

alergiasalimentarias

La alergia alimentaria es una condición de salud que puede aparecer en cualquier momento de la vida de una persona y “es una reacción adversa de base inmunológica que se produce al exponerse a un determinado alimento y que es reproducible” (1). La reacción del organismo puede ser desde leve y tolerable hasta poner en peligro la vida de quien la padece. De ahí la importancia de saber identificar una posible reacción alérgica y evitar la exposición a los alérgenos que la causan.

En los niños, la respuesta alérgica a un alimento puede aparecer temprano, cuando es apenas un lactante y se expone al agente alérgeno a través de la leche materna. Generalmente, una dieta libre de alérgenos en la mamá ayuda a su bebé no sólo a mantener la lactancia sino que también le ayuda al bebé a obtener un apoyo inmunológico, nutricional y emocional que viene de su mamá por medio de la leche materna.

Factores que causan alergias alimentarias

Las causas de una alergia alimentaria pueden ser múltiples y variadas caso por caso. Los factores que pueden influir en el desarrollo de la alergia a alimentos dependen del individuo (antecedentes genéticos y familiares), otros del alimento (edad de introducción, vía de exposición y tipo de dieta) y de la exposición ambiental (2).

Algunas alergias pueden dejar de causar reacciones serias después de un tiempo, pero el tratamiento adecuado es la clave para que esto sea posible.

Los cinco alérgenos más comunes

  1. Leche
  2. Huevo
  3. Pescado y mariscos
  4. Nueces de árbol
  5. Soya

Los alérgenos más comunes se pueden encontrar como ingredientes principales o como derivados, sustitutos, emulsificantes, gelatinas y otras múltiples presentaciones que se utilizan en la industria alimenticia. De esta forma, evitarlos puede ser todo un reto en la vida cotidiana de la familia entera.

Tratamiento para alergias alimentarias

El tratamiento para alergias a alimentos se basa principalmente en evitar el alimento a través de la dieta. Dada la presencia de muchos de los alérgenos en alimentos procesados, se considera que la alimentación natural, balanceada y hecha en casa tiende a ser la respuesta más práctica para convivir con la condición alérgica, tanto para niños como para adultos. Esta dieta requiere que la persona alérgica y todos los miembros de su entorno, tengan un nivel de educación en el tema y puedan leer etiquetas, identificar fuentes posibles de contaminación y que sepan qué hacer en caso de exposición involuntaria.

Es importante que el eludir alimentos se base en un diagnóstico adecuado para evitar así la eliminación innecesaria de alimentos, lo que puede causar un desbalance en la dieta e ir en detrimento del proceso de tolerancia a los alérgenos. Toda dieta de eliminación debe hacerse bajo la vigilancia de uno o varios profesionales en salud, así como las pruebas de alimentos para la reinserción a la dieta.

En Costa Rica, un grupo de mamás de niñas alérgicas ha formado una red de apoyo que no es de origen médico, y que ayuda a las mamás de niños alérgicos a convivir de forma práctica con la dieta de restricción de alimentos. Ellas se encargan de adaptar recetas; identificar productos que son considerados seguros de acuerdo al tipo de alergias y desarrollar proveedores consientes en el tema de alergias; estas mamás han ido poco a poco impulsando la educación y la comprensión de este tema en la comunidad para que más y más familias sepan cómo manejar la condición alérgica de los niños y niñas de nuestro país.

Puede encontrar más información sobre el grupo de apoyo de mamás en la página Alergias con Amor.

  • García, A. Aspectos Generales de la Alergia a Alimentos en el niño. 2013. I:11
  • Lack, G. Update on risk factors for food allergy. J Allergy Clin Immunol 2013; 1187-97
Written by Inés Cornejo

Inés es una ingeniera que descubrió en la maternidad una verdadera pasión, un norte de vida. Ella tuvo que afrontar con muy escasa información las alergias alimentarias de su hija mayor, Catalina, a quien decidió alimentar exclusivamente con leche materna prolongando así la lactancia por dos años; pese a la dieta libre de alérgenos que tuvo que aprender a hacer. Inés, inspirada por la falta de apoyo, información y productos decidió investigar mucho y devolverle a la vida, un poco de lo mucho que recibió. Es así como se dispone a ayudar a otras mamás haciendo uso de la tecnología y formando un chat de apoyo. En su tiempo libre disfruta de ser mamá.

Dejar un Comentario