¿Cómo hacer pasta de tomate en casa?

pastadetomate
Receta fácil de pasta de tomate hecha en casa para utilizar en todas sus recetas.

La pasta de tomate es muy utilizada en la cocina de todos los días en nuestros hogares. La utilizamos en salsas, pastas, en carnes y en sin fin de platillos. Normalmente la compramos enlatada para mayor facilidad, sin embargo la pasta de tomate que conseguimos en la mayoría de los supermercados está cargada de azúcar, sirope de maíz de lata fructosa, aditivos, químicos, entre muchas otros ingredientes que dañarán nuestra salud al largo plazo. El plástico que se utiliza para empacar las latas contiene un químico llamado BPA (Bisphenol-A), así como la mayoría de los productos plásticos que usamos todos los días como bolsas, tuppers, contenedores plásticos entre otros. Se ha comprobado en numerosos estudios que el BPA es realmente dañino para nuestra salud. Los niños y mujeres son especialmente susceptibles a éste químico. La exposición a éste químico se ha asociado con problemas como:

  • Interrupción hormonal
  • Problemas en la fertilidad y en los órganos reproductores
  • Aumento de riesgo en algunos tipos de cáncer
  • Malformaciones en órganos en los niños
  • Aumento en riesgo de aborto
  • Defectos en la esperma
  • Aumento de riesgo de problemas en habilidades mentales de los niños y muchos más
Los tomates en particular se deben evitar enlatados, debido a que por lo ácidos que son, permiten que se contamine mucho más la comida con el BPA del empaque. Por lo que los tomates enlatados tienen un altísimo riesgo de contener mayores cantidades de BPA. pastadetomate Por todas éstas razones es mucho mejor tomarse un tiempo y preparar una cantidad grande de pasta de tomate para tenerla disponible cada vez que la ocupemos en alguna receta.

Pasta de tomate hecha en casa

Precaliente el horno a 350F.

Ingredientes

  • 10 libras de tomates orgánicos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva orgánico
  • 2 cucharaditas de sal marina
  • 1/2 cucharadita de vinagre blanco
Corte los tomates en 4. Cocine a fuego lento en una olla, con el aceite de oliva hasta que los tomates estén completamente suaves y la cáscara de los tomates se separe por si sola. Pase los tomates por un colador, empujando para lograr separar la pulpa de las semillas y cáscaras. Agregue sal marina y vinagre a la pulpa restante. Bote las semillas y cáscaras que sobraron. Divida la pulpa en dos bandejas grandes para horno (o pyrex). Horne dándoles vuelta cada media hora con una cuchara de madera y cambiando la posición de las bandejas. La pulpa se va a empezar a reducir hasta convertirse en una pasta (cuando ya no llenen una bandeja completa por separado, puede mezclarlas y pasar toda la pulpa a una sola bandeja). La pasta de tomate estará lista cuando tenga un color ladrillo y brillante y se haya reducido a más de la mitad (3 a 4 horas aproximadamente). No debería haber agua o líquido separándose de la pasta en este punto. Saque del horno y divida la pasta en frascos de vidrio, deje que se enfríen completamente. Para refrigerar: agregue aceite de oliva por encima de la pulpa en cada frasco y tape, refrigerada se puede mantener por dos o tres semanas. Para congelar lo que no va a usar: guarde en un recipiente limpio y agregue aceite de oliva por encima de la mezcla y guarde en el congelador. Se mantiene congelada por 9 meses.

Roxi es diseñadora y directora de arte en una agencia de mercadeo digital y dedica parte de su tiempo libre a una de sus pasiones: la cocina, donde combina su meticulosidad por el color y la forma, con los sabores, texturas y aromas de la comida. Para Roxi cocinar es una forma de arte y un medio para dar amor. Para ella la posibilidad hacer buena cocina a partir de alimentos frescos y saludables, siempre que sea posible de productos orgánicos, es una fuente de energía positiva.

Comments (2 comments)

Dejar un Comentario