Como mejorar nuestra salud en 5 pasos sencillos

Una de las creencias erróneas que tendemos a practicar cuando queremos mejorar nuestra salud, es pensar que debemos hacer todo perfectamente bien y que si no lo hacemos al 100 por ciento no vamos a poder ver ninguna mejoría. Este pensamiento nos lleva a fallar un mayor número de veces.

Cuando decimos que estamos a dieta o mejorando nuestra salud, es también como una forma de autocastigo, ya que sentimos que vamos a empezar a vivir restringidos y que no vamos a poder disfrutar de las cosas que nos gustan. Tanta represión es lo que provoca que tiremos la tolla y dejemos a un lado los deseos de hacer un cambio.

shutterstock_184054364

Lo que no entendemos es que podemos hacer pequeñas modificaciones que implican poco esfuerzo, pero que nos van a traer grandes mejorías. Una manera sugerida de hacerlo, es practicar hábitos saludables el 90 por ciento del tiempo y disfrutar de los placeres un 10 por ciento de este. Sin la presión de sacarnos una nota de 100, podemos sacarnos un 85 y estar contentos y satisfechos por nuestro esfuerzo.

Al cambiar la actitud, lo que vamos a lograr es no desertar de esta nueva vida, más bien vamos a acogerla indefinidamente, proceso que nos llevará a cosechar beneficios a corto plazo.

A continuación se explican 5 pasos sencillos para iniciar un estilo de vida más saludable, sin tener que hacer grandes sacrificios:

1. Tomar agua tibia con limón todas las mañanas en ayunas

Esta técnica de uso ancestral nos brinda beneficios impresionantes. A la hora de dormir, nuestro organismo utiliza este tiempo para regenerarse y descansar y al tomar agua tibia en ayunas no solo facilitamos la reactivación de nuestros órganos, sino que también reiniciamos el fuego de la digestión, para que nuestro sistema digestivo funcione a un nivel óptimo. ¿Por qué agregamos limón? El limón es un poderoso alcalinizante natural para nuestro organismo. Muchos estudios han demostrado que gran cantidad de enfermedades se desarrollan en medios ácidos, entonces, al alcalinizar nuestro cuerpo estamos evitando el desarrollo de muchos padecimientos.

2. Comer alimentos orgánicos que desintoxiquen nuestro organismo

El ajetreo de la vida moderna nos ha convertido en contenedores de sustancias tóxicas: recargamos el hígado constantemente al tomar medicamentos, alcohol, frutas y verduras con pesticidas, carnes llenas de hormonas, frituras y grasas trans, entre otros. El estrés tampoco ayuda al buen funcionamiento hepático.

Por estas y muchas otras razones, una excelente manera de mejorar nuestra salud es consumir alimentos orgánicos que contienen una mayor densidad de nutrientes y son libres de agroquímicos, lo que significa que mientras estamos limpiando nuestro organismo estamos procurando no introducirle nuevas toxinas.

Asimismo, para asegurarnos de una limpieza óptima, debemos incluir en nuestra dieta vegetales amargos y alimentos que desintoxiquen el hígado, tales como: arúgula, endivia, kale, ajo, remolacha (maravillosa para limpiar la bilis), té verde y granos enteros altos en fibra, como quinoa y arroz integral, entre otros.

batidoverde

3. No preocuparse por eliminar malos hábitos alimenticios, mejor concentrárse en incorporar otros nuevos y buenos

Generalmente tendemos a perder el tiempo mortificándonos por dejar de comer postres o “cochinadas“,  viendo cómo hacemos más ejercicio y dejando de lado lo que más nos causa placer porque es dañino. Esta energía negativa que estamos acumulando no es la adecuada ya que no nos permite pensar positivamente, más bien, nos lleva a la frustración si no logramos hacer las cosas bien.

Si nos enfocamos en introducir hábitos más saludables sin preocuparnos por los viejos hábitos, cambiamos completamente la forma de ver las cosas y creamos un espacio positivo en nuestra vida. En lugar de causarnos frustración, nos va a causar orgullo y felicidad ver cómo logramos introducir una mejora en nuestro diario vivir. Por ejemplo, podemos iniciar una nueva clase de baile o tomarnos un batido verde en la mañana. Poco a poco y sin darnos cuenta, iremos desechando -sin sufrir- los hábitos inadecuados.

 4. Llenar la mitad de su plato de vegetales orgánicos, no harinosos

Al hacer esto vamos a incorporar más fibra y nutrientes a nuestro organismo, y a reducir el consumo de proteínas o harinas, lo cual nos facilitará el control de nuestro peso. Lo anterior también ayudará a evitar consumir una mayor cantidad de grasa saturada o de carbohidratos.

Son muchos los beneficios que podremos obtener al incorporar esta práctica, recordemos que al consumir vegetales orgánicos, nos estamos protegiendo contra enfermedades cardiovasculares o enfermedades crónicas como el cáncer y la diabetes.

5. Dormir un aproximado de 8 horas al día

Las personas que logran dormir 8 horas al día le permiten al organismo regenerarse física, mental y espiritualmente. Son más felices, tienden a bajar de peso o a pesar menos en comparación con las que no duermen adecuadamente, comen menos durante el día, rinden más, manejan mejor el estrés, tienen mas energía y vitalidad, se enferman menos y disfrutan más de la vida.

Lo invitamos a seguir estos sencillos pasos e iniciar un nuevo estilo de vida, que lo hará sentirse más sano y más feliz.

Fabiola Piza – Licenciada en Nutrición 

Pueden contactar a Fabiola por medio de su página de Facebook 

 

Written by Fabiola Piza

Fabiola Piza es Licenciada en Nutrición, graduada de la Universidad Hispanoamericana. Sintiendo un gran vacío por las terapias convencionales en nutrición se especializó en Nutrición Holística, en el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York. Cree fielmente en que se debe percibir y tratar al paciente como un todo, cree que está conformado por el cuerpo, el alma, la mente… y niveles mucho más profundos.

Comments (2 comments)

Dejar un Comentario