El plástico: contaminante permanente de los océanos, humanos y especies

Alrededor de 300 millones de toneladas de plástico se producen cada año a nivel mundial y el 10% de esos residuos termina en los mares. El plástico, la acción humana y otras fuentes contaminantes causan un efecto alarmante en el mar y las especies. Según el “Informe Planeta Vivo” de la Organización Mundial de Conservación (WWF), “las poblaciones marinas a nivel mundial se redujeron a la mitad en los últimos 40 años, y algunas hasta el 75%”. Las razones:

  • Cambio climático.
  • Sobrepesca.
  • Destrucción de hábitats marinos.
  • El crecimiento de zonas muertas en los océanos: áreas con poco oxígeno debido a la pérdida de nutrientes.
  • El plástico que cubre los océanos y los contamina: se estima que este 2015 se lanzaron al mar más de 9 millones de toneladas de plástico.

“El colapso de los ecosistemas oceánicos podría desencadenar un declive económico serio y socavar nuestra lucha para erradicar la pobreza”, señala Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional.

La WWF agrega que, incluso, los arrecifes de coral podrían desaparecer en todo el mundo cuando lleguemos al 2050, por culpa del cambio climático y la expansión de las zonas muertas.

Plástico: el terror de miles de especies marinas

5 billones de piezas de plástico, con un peso de unas 250 mil toneladas, cubren actualmente los mares de la Tierra, estima la WWF.

El plástico no solo contamina si no que cada año mata a más de 1 millón de aves marinas, tortugas y otras especies. La WWF, en una publicación de 2013, puso sobre la mesa un ejemplo claro de lo que los animales sufren por culpa del plástico:

“Una cuerda, una bolsa, una pelota, trozos de una botella, una bolita, una flor, un trozo de peine, el tapón de un tubo de pasta dental, un trozo de un juguete y parte de una jeringa, es decir, dos kilos de plástico, se hallaron en una tortuga marina de seis kilos varada en Hawaii”sin palabras.

¿Por qué el plástico es tan dañino para los océanos y las personas?

  • Los plásticos que llegan al mar, explica la WWF, “se fotodegradan y se van desintegrando en fragmentos cada vez más pequeños, llegando con el paso del tiempo a niveles moleculares. Estos diminutos trozos de polímeros (moléculas) actúan como una especie de ´esponja química´, pudiendo concentrar los más dañinos contaminantes que se encuentran en los océanos, como hidrocarburos y pesticidas. Al ser consumidos estos restos por pequeñas especies marinas, los contaminantes entran a la red trófica (alimenticia) y generan daños que pueden llegar hasta los humanos, al consumir productos del mar”. 
  • Las botellas de plástico tardan entre 100-1.000 años en deshacerse.
  • Los vasos desechables duran alrededor de 1.000 años en degradarse.
  • Las bolsas de plástico, fabricadas a base de gas y petróleo, pueden tardar entre 100 y 400 años en degradarse.

Las cifras son alarmantes por eso debemos actuar rápido para hacer cambios significativos en nuestro estilo de vida, equivalentes a un consumo menos elevado y a cuidados más drásticos al desechar el plástico.

Fuentes consultadas: wwf.panda.org  –  ngenespanol.com  –  bbc.com  –  clarin.com  –  elpais.com

Written by Paula Chinchilla

Paula cuenta con más de 11 años de experiencia en el mundo del periodismo escrito y en Internet, y actualmente es Productora de Contenidos es una agencia de mercadeo digital. Confiesa que se derrite por los postres, le gustaría aprender más sobre decoración de interiores y no puede vivir sin la música de Queen, Mecano, Sheryl Crow y Fleetwood Mac. Entre sus aficiones se encuentra la cocina, donde comienza a experimentar nuevos platillos y ensaladas.

Comments (One comment)

Dejar un Comentario