Germinar semillas, granos y legumbres… ¡una forma interesante de producir súper alimentos!

Germinar básicamente se refiere a la práctica de hacer brotar las semillas de una planta para comerlas crudas o cocinadas.  ¿Pero, porqué querríamos comer los pequeños brotes de una semilla o grano, en vez del alimento en su forma original?  Una buena pregunta, que pasamos a explicar…

La mayoría de las semillas, legumbres, y granos tienen enormes ventajas nutricionales para el ser humano, pero éstas se mantienen celosamente encerradas por una serie de químicos naturales o anti nutrientes que protegen la semilla de sus depredadores y de una germinación prematura.

germinados2 copy

Estos químicos naturales actúan también como inhibidores de enzimas, lo que significa que la cantidad de los nutrientes cruciales que los seres humanos recibimos al consumir esos alimentos, es mucho menor de lo que podríamos obtener.   Pero, durante la germinación, la semilla dormida comienza a descartar los anti nutrientes, cambiando por dentro y por fuera, de manera que cuando usted la consume, ya no está comiéndose sólo una semilla, sino una pequeña planta viva.   El cambio parece insignificante, pero los beneficios que conlleva son enormes.

Beneficios de la germinación

Para empezar, la germinación neutraliza el ácido fítico y los inhibidores de enzimas presentes en los granos y legumbres, facilitando la absorción de calcio, magnesio, hierro, cobre y zinc, que de otra forma es difícil de lograr para el organismo.  Además, produce vitamina C, aumenta el contenido de vitamina B, e incrementa el caroteno dramáticamente.

Por otra parte, se dice que para conservar una buena salud debemos mantener un balance entre los alimentos ácidos y alcalinos que consumimos, debiendo constituir estos últimos alrededor de un 60% de nuestra dieta.  Los granos y las legumbres se consideran más ácidos que los vegetales y las frutas.   Sin embargo, al comerlos en forma de brote, como una pequeña planta, se asemejan más a los vegetales, y por lo tanto, son más alcalinos.

Por último, los alimentos germinados motivan la producción de bacterias saludables que ayudan en nuestra digestión, aumentan nuestras defensas y mejoran nuestra salud.

germinados3

Remojar: la llave que abre el proceso de germinación

El proceso de germinación es muy sencillo y comienza con el remojo de las semillas.  Este paso no sólo es necesario, sino que es la llave que abrirá el cofre con todo el tesoro nutricional que guardan estos alimentos.  En el remojo se pierden los inhibidores nutricionales y sustancias tóxicas, por lo que  además, el sabor y gusto del brote es mucho mejor.

Y si el remojo es el primer paso para incrementar los beneficios de estos alimentos, la germinación es el punto culminante que los convierte en verdaderos superfoods.

Pasos para germinar sus semillas, legumbres y granos en casa

Ya conociendo las ventajas de los germinados, los instamos a producirlos en casa. Aunque suene trabajoso, germinar sus semillas es en verdad un proceso muy fácil. Sólo tiene que dedicarle uno o dos minutos diarios, literalmente.   Los pasos son los siguientes:

  • Primer día: Lave los granos/legumbres.  Colóquelos en un frasco o tazón y cúbralos generosamente con agua fría.
  • Segundo día: Cuele el agua.  Coloque un pedazo de tela sobre el cuello del frasco y asegúrela con una banda elástica (liga).  Coloque el frasco boca abajo sobre un tazón de manera que se drene el exceso de agua. O coloque los granos/legumbres sobre una toalla de papel dentro de un colador, nuevamente para drenar el exceso de agua.
  • Segundo día – en la noche.  Lave bien  sus legumbres y granos y devuélvalos a la posición de drenado.
    • Tercer día – en la mañana: repita el paso de lavado de la noche anterior.
    • Siga adelante: Continúe lavando y drenando sus legumbres dos veces al día. Los brotes estarán listos cuando usted pueda ver pequeños rabitos que son más o menos del mismo tamaño que la semilla original.

germinados4

La siguiente tabla, le dará una idea del tiempo que le tomará obtener sus brotes. En ella se muestran sólo algunos ejemplos, pero usted puede hacer germinados también de otras semillas.

germinados-01

Cuando ya tiene sus brotes listos, puede consumirlos en ensaladas, wraps, batidos, jugos, sobre pan o galletas o como snack, ¡potenciando el valor nutricional de todas sus comidas!

Written by Irene Víquez

Irene Víquez es comunicóloga y publicista de profesión. Su experiencia profesional, combinada siempre con su vida de familia, ha estado relacionada principalmente a la investigación y planeamiento estratégico en temas relacionados con la comunicación y el mercadeo. Como afición personal se ha dedicado a la expresión artística a través de la pintura.

Comments (2 comments)

  • Ivan
    15 diciembre, 2015 at 2:58 pm

    Grandioso.
    Sigan difundiendo lo saludable… Exitos!!!

  • Ma. Del socorro
    6 octubre, 2014 at 6:06 pm

    me pareció excelente como describen la germinación de semillas y verduras.,,,,,

Dejar un Comentario