Hongos al sartén con eneldo, vino blanco y limón

hongos al sartén
Hongos orgánicos cocinados en sartén de hierro con mantequilla, eneldo y limón. Deliciosos para acompañar cualquier comida.

Estos hongos al sartén son ideales para servir como boca en una fiesta o evento o simplemente para acompañar con un pancito de masa madre tostadito con queso, para mezclar con unos huevitos revueltos, rellenar un omelette, acompañar una carne, o simplemente para comerlos solitos por que son deliciosos. Puede prepararlos el fin de semana y así durante la semana puede tenerlos a mano. Si es alérgico a la lactosa cambiar la mantequilla por Ghee, o usar solamente aceite de oliva. Si prefiere usar otra hierba en vez del eneldo siéntase libre de probar con otras hierbas como romero, salvia, orégano, albahaca o con perejil. Hongos al sartén

Hongos al sartén con eneldo, vino blanco y limón

Limpie los hongos orgánicos. Pártalos a la mitad o en cuartos.

Ingredientes

  • 250 gramos de hongos orgánicos cremini o una mezcla de varios
  • 2 cucharadas de aceite de oliva orgánico (no extra virgen)
  • 1/2 cebolla orgánica picada en brunoise
  • 1/4 de taza de vino blanco
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1/4 de cucharadita de hojuelas de chile picante seco
  • 1 cucharada de mantequilla artesanal o Ghee
  • 1 cucharada de eneldo orgánico fresco
  • Sal y pimienta al gusto

Caliente un sartén ojalá de hierro, agregue el aceite de oliva. Agregue la cebolla y el ajo y cocine a fuego medio hasta que estén translúcidos.

Agregue los hongos picados y cocine hasta lograr que se caramelicen un poco.

Agregue el vino, el jugo de limón y las hojuelas de chile picante. Deje cocinando hasta que el líquido se reduzca un poco.

Agregue la mantequilla y el eneldo orgánico picadito fino, y cocine por un par de minutos más.

Sazone son sal y pimienta fresca al gusto. Sirva caliente acompañados de un pancito tostado de masa madre en tajadas finas y queso derretido. Puede rociar cebollino picado y más hojuelas de chile si desea.

Roxi es diseñadora y directora de arte en una agencia de mercadeo digital y dedica parte de su tiempo libre a una de sus pasiones: la cocina, donde combina su meticulosidad por el color y la forma, con los sabores, texturas y aromas de la comida. Para Roxi cocinar es una forma de arte y un medio para dar amor. Para ella la posibilidad hacer buena cocina a partir de alimentos frescos y saludables, siempre que sea posible de productos orgánicos, es una fuente de energía positiva.

Dejar un Comentario