Leche de coco

shutterstock_171784316
Deliciosa alternativa para sustituir la leche de vaca.

La leche de coco es de las cosas más sencillas de hacer, y siempre va a ser mejor hacerla en la casa que comprarla procesada y empacada, además de que es mucho más económico. Puede utilizarla en sus batidos, para cocinar mariscos o pescado, para sopas, para postres... para lo que quiera. Es una excelente alternativa para sustituir la leche de vaca. shutterstock_145787177 El coco tiene increíbles beneficios para nuestra salud, es alto en proteínas y bajo en carbohidratos. Es una importante fuente de ácido fólico, de todos los tipos de vitamina B, y minerales como el Calcio, Magnesio y Potasio. Fortalece el sistema inmunológico. Ayuda a mantener la piel elastica y flexible. El coco es un alimento apropiado para la diabetes y la obesidad, ayuda a controlar el peso a pesar de su alto contenido de grasa. El coco tiene propiedades calmantes y regenerativas, además de ser antioxidante, antibacterial y anti-hongos. El coco contiene una gran cantidad de grasa, pero a diferencia de las semillas o nueces, la grasa es proveniente de ácidos grasos de cadena media, uno de ellos llamados Acido Laúrico el cuál es convertido por el cuerpo en un compuesto llamado monolaurina, el cual es antiviral, antibacterial y destruye una gran cantidad de organismos que pueden causar enfermedades. Los ácidos grasos de cadena media, son metabolizados y convertidos en energía en el hígado, siendo utilizados más rápido por el cuerpo. Lo anterior  hace  que no se guarden y acumulen como grasa en el cuerpo a diferencia de otras grasas saturadas. Ésto no significa que no sean grasa, nada más tienen un efecto distinto en el cuerpo que el resto de grasas saturadas. Es importante tomar en cuenta que a pesar de todos los beneficios de la leche de coco y el coco en sí, ésta debe de ser consumida con mucha moderación, por su alto contenido de grasa, que aunque es buena, siempre es importante tomarla con medida. shutterstock_171784316

Leche de coco

Ingredientes

  • 4 tazas de agua filtrada
  • 2 tazas de coco freso rallado, o en pedazos pequeños
  • 1/2 vaina de vainilla orgánica*
Caliente el agua en un recipiente, no deje que hierva. Ponga el coco fresco en pedacitos o rallado en una licuadora y agregue el agua caliente. Licúe a toda potencia, por varios minutos hasta que la mezcla esté cremosa y espesa. Pase por un colador fino, va a ir quedando todo el coco en el colador. Luego ponga la broza restante del coco en un tela para hacer queso, o un limpión fino,  y escurra sobre el recipiente con la leche para lograr sacarle todo el liquido posible. Agregue la vainilla (*si la va a utilizar para recetas de comida salada no le ponga la vainilla). Puede mantenerse en la nevera de 3 a 4 días. Puede que la crema se separe del resto del liquido mientras esté en la nevera, esto no significa que esta malo, solamente mezcle bien antes de tomar, o utilizarla.

Roxi es diseñadora y directora de arte en una agencia de mercadeo digital y dedica parte de su tiempo libre a una de sus pasiones: la cocina, donde combina su meticulosidad por el color y la forma, con los sabores, texturas y aromas de la comida. Para Roxi cocinar es una forma de arte y un medio para dar amor. Para ella la posibilidad hacer buena cocina a partir de alimentos frescos y saludables, siempre que sea posible de productos orgánicos, es una fuente de energía positiva.

Comments (2 comments)

Dejar un Comentario