Leche de marañón con vainilla orgánica y cardamomo

leche de marañon
Cremosa y deliciosa leche hecha a base de semillas de marañón, cardamomo y vainilla. Perfecta para usar como sustituto de leche.

Las semillas de marañón son extremadamente deliciosas y nutritivas, por lo que no es ningún secreto que la leche de marañón es la reina de las leches vegetales. Es súper cremosa y sabe espectacular. Perfecta para tomar con café, cereal, granola, o como sustituto de leche en las recetas. Es muy importante recordar que se deben usar semillas de marañón crudas. ¿Qué significa crudas? significa sin tostar, sin sal, sin aditivos, sin freír. Se consiguen normalmente en supermercados orgánicos como Green Center o en las Ferias Orgánicas principales. Las que venden en los supermercados convencionales por lo general ya vienen tostadas.

Leche de marañón con vainilla y cardamomo

Ingredientes

  • 1 taza de semillas de marañón crudas
  • 3 1/2 - 4 tazas de agua
  • 1/2 vaina de vainilla orgánica
  • 1 y 1/2 cucharadas de miel de abeja cruda
  • 2 cucharaditas de cardamomo molido
  • 1/4 de cucharadita de sal marina
  • 1/2 cucharadita de ralladura de naranja
  • 1/2 de cucharadita de canela en polvo
Deje remojando las semillas de marañón en agua filtrada por la menos 2-4 horas. Escurra las semillas y lave hasta que el agua que suelten sea transparente. En una licuadora agregue las semillas y la mitad del agua y licúe hasta deshacer las semillas con el agua. Una vez que estén mezcladas agregue la otra mitad del agua, la vaina de vainilla, el cardamomo, la miel, la sal marina, la ralladura de naranja y la canela. Pase por un colador (la broza que le queda la puede usar en queques, galletas o se puede secar en el horno a fuego bajo y con esto empanizar un pescado por ejemplo... ¡jamás lo bote!) Guarde la leche en un contenedor de vidrio. Dura hasta 3 días en refrigeración.
 *Puede hacer la leche simple, solo con el marañón, agua y sal para poder usar como sustituto de leche.
 

Roxi es diseñadora y directora de arte en una agencia de mercadeo digital y dedica parte de su tiempo libre a una de sus pasiones: la cocina, donde combina su meticulosidad por el color y la forma, con los sabores, texturas y aromas de la comida. Para Roxi cocinar es una forma de arte y un medio para dar amor. Para ella la posibilidad hacer buena cocina a partir de alimentos frescos y saludables, siempre que sea posible de productos orgánicos, es una fuente de energía positiva.

Comments (3 comments)

Dejar un Comentario