Mantequilla de almendra, canela y cardamomo

mantequilla de almendra
Deliciosa, saludable y cremosa mantequilla de almendra con cardamomo, vainilla, canela y sal marina.

Los beneficios de las almendras son increíbles además de ser extremadamente deliciosas. Para hacer mantequilla de almendra o de cualquier otra semilla es necesario tener mucha paciencia... es un proceso que toma un rato sobretodo si no tenemos un procesador o licuadora muy potente. Pero le aseguro que cuando haga la suya no sólo se va a ahorrar mucho dinero sino que le va a quedar mas rica. Puede agregar cualquier especia que le guste, en este caso agregué canela y cardamomo, pero puede hacerla con mezclas de semillas, agregar cacao, nuez moscada, coco, vainilla, jengibre, cúrcuma, clavo de olor entre muchas otras mas. almendras Remojar las semillas una noche antes es importante (siempre que comemos semillas deberíamos remojarlas para "activarlas") ya que al remojarlas se vuelven más fáciles de digerir y las vitaminas y minerales presentes en ellas las podemos absorber con mayor facilidad. Éste proceso solamente se puede realizar en semillas que no han sido tostadas o fritas, con aditivos o sal. Siempre hay que evitar las semillas que han sido calentadas a altas temperaturas (las que venden ya tostadas en los supermercados) y preferir las crudas (normalmente están en la parte de ingredientes para hacer queques junto con las pasas) ya que los nutrientes se destruyen cuando se exponen al calor. Además al ser tostadas los ácidos grasos saludables que tienen se vuelven rancios. Para activar las semillas se deben remojar durante 12 horas en abundante agua. Al día siguiente bote el agua y enjuague bien. Luego seque en una bandeja en el horno por 12 horas a la temperatura más baja o en un deshidratador. mantequilla de almendra  

Mantequilla de almendra, canela y cardamomo

Ingredientes

  • 3 tazas de almendras sin tostar
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1/2 vaina de vainilla orgánica
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo
  • 1/4 de cucharadita de sal marina
  • 1 cucharada de miel de abeja cruda
Caliente el horno a 350º F. Ponga las almendras en una bandeja para horno y dore por 12 minutos aproximadamente. Esté atento ya que se pueden quemar muy fácilmente. Vierta las almendras tostadas en el procesador de alimentos y procese hasta que se hagan pedacitos luego polvo y luego muy finas. Pare y raspe los bordes cada cierto tiempo para que descanse el procesador y para que no se queden pedazos mas grandes pegados en los bordes. Agregue la canela, vainilla, sal, miel y cardamomo y procese de nuevo hasta que las almendras empiecen a soltar su propio aceite y se conviertan en una deliciosa pasta cremosa. (la mezcla estará un poco caliente). Puede durar entre 20-30 minutos así que mucha paciencia. Vale la pena. Cuando este lista guarde en un recipiente de vidrio con tapa en refrigeración para que dure más tiempo.

Roxi es diseñadora y directora de arte en una agencia de mercadeo digital y dedica parte de su tiempo libre a una de sus pasiones: la cocina, donde combina su meticulosidad por el color y la forma, con los sabores, texturas y aromas de la comida. Para Roxi cocinar es una forma de arte y un medio para dar amor. Para ella la posibilidad hacer buena cocina a partir de alimentos frescos y saludables, siempre que sea posible de productos orgánicos, es una fuente de energía positiva.

Comments (6 comments)

Dejar un Comentario