¿Cómo preparar meriendas nutritivas para niños?

Los niños tienen un requerimiento de energía y nutrientes muy alto, sin embargo, poseen estómagos muy pequeños, por lo que cada tiempo de comida debe ser aprovechado al máximo para aportarles todos los nutrientes que necesitan.

Las meriendas nutritivas no deben verse como un simple refrigerio, ya que estas, así como todos los tiempos de comida, apoyan el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños. Estos son los 4 grupos básicos de alimentos* que nunca deben faltar en una sus meriendas nutritivas:

  1. Formadores
  2. Reguladores
  3. Energéticos
  4. Líquidos

*En muchos casos, un solo alimento puede contener las propiedades nutricionales de dos o más grupos.

Alimentos Formadores

  • Productos fuente de proteína, vitaminas y minerales.
  • Son de vital importancia para el mantenimiento y crecimiento de la piel, músculos, huesos, uñas, dientes y otros tejidos.
  • Ejemplos de alimentos formadores: Leche, yogurt, queso blanco (por ejemplo el Turrialba), carne desgrasada, pollo sin piel, pescado, frijoles, lentejas, garbanzos, huevos, maní y otras semillas, entre otros.

Alimentos Reguladores

  • Los nutrientes más importantes aportados por este grupo son vitaminas, minerales y fibra.
  • Son importantes para que las funciones del cuerpo se lleven a cabo adecuadamente, para mejorar la resistencia a diversas enfermedades, regular el funcionamiento del intestino y evitar la producción de radicales libres, entre otras funciones.
  • Ejemplos de alimentos reguladores: frutas como manzana, piña, mandarina, naranja, melón, fresas, uvas y melocotón, etc; y vegetales como la zanahoria.

Alimentos Energéticos

  • Los nutrientes más destacados de este grupo son los carbohidratos y las grasas.
  • Su principal función es proporcionar energía para que el niño efectúe sus actividades adecuadamente.
  • Ejemplos de alimentos energéticos: Cereales como arroz, trigo y avena; pan; tortillas; galletas; papa; pejibaye (excelente fuente de vitaminas); yuca y plátano, entre muchos otros.
  • Es importante tener cuidado a la hora de elegir los alimentos de este grupo ya que algunos aportan muchas calorías, pero son pobres en vitaminas y minerales.

Líquidos 

  • El líquido es fundamental para mantener hidratado el cuerpo.
  • Acostumbre a su hijo a tomar líquidos en todo momento, ya que a edades cortas es común no sentir sed y, por lo tanto, sentirla es un signo de que el niño ya está deshidratado. Opte por agua o jugos preparados en casa como primera opción.
Written by Gina Chaverri

Gina Chaverri es Licenciada en nutrición, graduada de honor de la Universidad de Costa Rica. Ha sido certificada en diversos temas de nutrición y salud por el Academy of Nutrition and Dietetics. Es además, nutricionista certificada en Coaching Integrativo por el IAC (Internacional Association of Coaching). Desde el año 2007, ofrece terapia individual y grupal en nutrición.

Dejar un Comentario