¿Cómo ayudar a familias con niños alérgicos?

El apoyo y entendimiento de familiares y amigos en el proceso de la Dieta del Amor es batería para enfrentar cada día. Aunque no lo crean, existe un impacto grande en cómo las personas allegadas, amigos y familiares reaccionan ante un nuevo estilo de vida. A continuación les comparto 10 consejos con información muy importante para tomar en cuenta en esta aventura y poder apoyar a estos seres queridos con niños alérgicos de la mejor manera.

1) Lactancia y dieta

La mejor forma de manejar las alergias alimentarias es iniciar con una dieta libre de alérgenos. Para esto, la mamá debe dejar de consumir lo que le haga daño al bebé para que el malestar disminuya. Esto no sucede de un día para otro pues toma un mes desde la última exposición, para que la leche materna esté sin alérgeno.

Como red de apoyo hay que tener mucha paciencia ya que el bebé seguirá llorando y tendrá dolor en el intestino hasta que el organismo de la mamá se limpie. Por favor, no aconseje a otras mamás a dejar la lactancia o a decir que el problema es la leche materna. Es importante que conozca que la lactancia en niños alérgicos es la herramienta que les ayudará a sobrepasar las mismas alergias ya que es lo que ayuda a que el sistema inmunológico sea fuerte.

Por otra parte, las fórmulas, hasta las hidrolizadas, contienen un grado de leche de vaca o soya y aunque algunos niños las toleren estas pueden llevar a desencadenar más alergias. Claro está que hay excepciones y casos muy específicos en donde los médicos sugieren estar con fórmula un tiempo mientras el bebé se estabiliza y estas indicaciones se deben considerar. Sin embargo, en la medida de lo posible no asesore a dejar la lactancia. Es muy duro para la mamá todo este proceso, pero con un apoyo positivo esto será más llevadero. Sus palabras de apoyo en este tema son nuestra batería.

2) Relevando a mamá

No se resienta si mamá o papá no quieren que los releven. Les explico por qué: un bebé alérgico llora sin parar. Este llanto no es llanto de malacrianza o de sueño, es llanto de dolor. El bebé no se siente bien. En muchos momentos de llanto, por más tips, ideas o estrategias que usted pueda aportar, el bebé solo se calmará con papá y mamá. No somos mamás y papás gallinas, somos mamás y papás agotados que queremos disminuir la cantidad de horas de llanto. Pronto se sentirá mejor y lo podrán chinear todo lo que quieran, se los prometo.

3) Sólo es cólico, se escucha decir

Todos los bebés tienen cólicos y esto mejora a los tres meses. Es la famosa “hora tatá”. No es para tanto… eso le pasa a todos los bebés ¡Cuántas veces escuché eso! Las personas piensan que uno exagera cuando dice que lloran 5, 6, 7 u 8 horas seguidas… Tristemente es real. Y si bien es cierto, sí hay gran mejoría a los tres meses, pero no por casualidad. Hay mejoría ya que el sistema digestivo madura y no está tan crudito. En niños alérgicos el cólico es parte de los síntomas, sin embargo, cuando un bebé llora más de 3 horas va más allá de un cólico. Los bebes o niños alérgicos lloran porque su intestino presenta inflamación, les duele.

4) Coma un poquito, no pasa nada, nos dicen por ahí

Esto aplica para dos puntos de vista en el cual la frase es empleada. 1. En la dieta de la madre: Si algo me ha sorprendido en esta dieta que he hecho es ver lo asombroso que es el cuerpo humano. Es increíble cómo el mínimo gramo de alérgeno consumido se ve reflejado en el bebé. Les explico, son varias las razones por las cuales la mamá debe evitar el alérgeno: primero que todo para que el bebé se sienta bien y la más importante para la superación de la misma alergia.

Cuando una alergia ha sido identificada, entre menor la exposición mayor probabilidad hay de superación. Puede ser que un alimento no genere gran reacción alérgica, pero al seguir recibiendo la sustancia el cuerpo no podrá generar anticuerpos para la misma, más bien puede activar otras alergias más.

También es importante que conozca que cualquier reacción alérgica por contaminación, desencadena un bebé con llanto, dolor e incomodidad hasta que los síntomas desaparezcan, de 3 a 7 días después.

2. Ya cuando el bebé come: Volvemos al punto anterior. Aunque le dé un poquito de reacción, el eliminar el alérgeno por completo por un tiempo permitirá la superación de esta alergia. También es muy importante que conozca que una reacción de anafilaxia puede darse aunque reacciones anteriores hayan sido leves. En esto de las alergias no se sabe. Comer un poquito no trae ningún beneficio, no comerlo trae múltiples e inclusive puede salvar una vida.

5) Lavado de manos y limpieza

Sí, hacemos que todas las personas se laven las manos. Lo más irónico de todo es que lo último que nos importa son los gérmenes. Nos importa si usted consumió un queso y no se lavó las manos y luego nuestro bebé se metió su dedo a la boca… Nos importa si el primito se comió un helado y luego le dio un beso cerca de la boca. Nos importa por contaminación. Una reacción alérgica puede darse por esto. Sí, andamos con toallitas húmedas limpiando juguetes y todo lo que nuestros hijos tocan que ha sido tocado por otros niños… pero no por histéricas. De nuevo, no por gérmenes. Lo limpiamos porque el niño con el que estamos jugando se comió unas galletas y luego chupó el juguete con el que quiere jugar nuestro bebé. Una perfecta oportunidad para reacción alérgica.

6) Cocinando sin alergias

Una de las limitaciones más grandes que tiene una dieta por alergias es la vida social. No podemos comer en ningún lado, andamos jalando lonchera y además… nos morimos por hacer cosas diferentes. Si quiere hacer un gesto especial no tenga miedo a cocinarnos. Eso sí,  haga un listado de todos los ingredientes, absolutamente todos y antes de preparar el plato consulte con nosotras. ¡Estaremos felices!

7) ¿Hasta cuándo va a dar de mamar, no le parece que ya es muy grande?

Esto es lo más duro de escuchar. Créanos, nosotras tampoco deseamos andar con un bebé de 1 a 2 años pegado a la “teresa”. Es agotador. Toda nuestra independencia se ve comprometida. No podemos estar sin nuestros bebés porque dependen de nosotros. La alimentación de un bebé con alergias es diferente a la norma, más aun si se ve comprometida la ablactación por más reacciones alérgicas. La introducción de alimentos en un bebé con alergias es lenta, se debe probar el alimento hasta 5 días seguidos y si hay reacción deben desaparecer todos los síntomas para introducir uno nuevo; esto toma hasta 7 días. Muchos de nuestros bebés necesitan la leche materna para nutrirse debido a la limitada ingesta de alimentos. La lactancia prolongada no es una opción para nosotros, se resume en salud para nuestros bebés.

8) Siga indicaciones

Si dejan a un bebé con alergias bajo su cuido debe sentirse halagado. Dejar un bebé con esta condición no es fácil y solo se hace con personas de mucha confianza que puedan manejar una situación de emergencia. La regla de oro para esto es NO LE DÉ NADA DE COMER al bebé sin consultarlo a los papás. Por más que haya leído la etiqueta, hay muchos ingredientes escondidos. Solo debe darle la comida que dejan los papás o bien llamar a consultar. Un accidente en tema de comida en niños alérgicos puede llevar a consecuencias muy serias que no deben pasar desapercibidas.

9) ¡Ahorita pasa y todo se olvida!

Esta frase también la escuchamos con frecuencia. Para una familia pasando por una crisis de alergia alimentaria los días son eternos y pensar en tiempo resulta generar expectativas que no siempre se llegarán a cumplir. Por más que el tiempo pase rápido las crisis alérgicas nunca se olvidarán. Por esto ayúdenos a disfrutar el presente y no veamos hacia adelante que son muchas las sorpresas que podemos tener en este camino.

10) Familia informada

El pilar fundamental de esta ecuación es la familia. La familia debe estar informada acerca de qué es una alergia, sus implicaciones, cuido y manejo. No esperemos saberlo todo. Es importante buscar artículos e información para poder ser un mejor apoyo. Estoy segura de que con información le será más fácil ayudar a su ser querido y lo comprenderá mejor.

La maternidad con alergias es una maternidad atípica. Todo sale de la norma. Es una experiencia retadora día a día y de mucho aprendizaje. Tanto detalle puede llegar a ser emocionalmente cansado así que dentro de todas las variables debemos sacar lo mejor de la experiencia.

Con una actitud positiva y una red de apoyo valiosa esta experiencia es mucho más llevadera. Y sí… sabemos que posiblemente las alergias se superen y conforme crezcan mejoren pero esto es futuro, lo importante es poder llevar el hoy con una sonrisa.

¡Muchas gracias a todos ustedes que apoyan a sus familias con alergias alimentarias! Nos hace muy felices tenerlos cerca y sin ustedes este camino no sería igual.

 

Written by Mariana Carazo

Mariana reside en Estados Unidos junto con su esposo e hija. Es educadora de profesión, especializada en niños con talento. Le encanta aprender acerca de temas novedosos en su carrera y continuar investigando. Una de sus pasiones es dar capacitación profesional. La maternidad la llevó a conocer acerca del mundo de las alergias alimentarias debido a que su hija fue alérgica a alimentos desde el día que nació, siento este tema una nueva pasión y área de interés y aprendizaje. Debido a sus ganas de apoyar a familias en su misma situación desarrolla el proyecto Alergias Con Amor junto con otras dos mamás. En su tiempo libre disfruta de cocinar y nadar.

Dejar un Comentario