Virgilio Vidor: el creador de la primera uva tica vinificable

Uva TicaEn un jardín común y corriente de Curridabat, San José, se esconde un tesoro: nada más y nada menos que un viñedo con múltiples variedades de uvas producidas en Costa Rica y con características apropiadas para su vinificación. La obra de más de 45 años de un hombre apasionado por el vino, “un artista de la naturaleza”, como él mismo se denomina.

Virgilio Vidor llegó a Costa Rica desde Italia en 1972, lleno de sueños y con una visión romántica del mundo. Venía a encontrarse a sí mismo y se quedó; tenía 24 años. Sus padres y hermano lo siguieron. Hoy, a sus sesenta y pico de años, es el pionero en la creación de plantas híbridas de uvas costarricenses vinificables, producto de su investigación.

Una pasión que se lleva en la sangre

Sus antepasados fueron viticultores. Su padre nació en un pueblito al norte de Italia que se encuentra en la zona conocida como la vía del vino blanco, donde se fabrica el famoso prosecco, y ese era el oficio de toda la famiia. Luego, en tiempo del fascismo la familia se trasladó al centro de Italia, a una zona vinicola de colonización que se llama Macaresse, y allí continuaron sembrando otros tipos de variedades, como la moscatel.    Por esa razón, don Virgilio considera que su pasión por el vino no solo proviene de una fuerte herencia cultural, sino que es algo casi genético que corre por sus venas.

Al inicio, la aventura de sembrar uvas en nuestro país nació de un deseo de recuperar un poco esa tradición familiar: “Mi interés económico de sembrar uvas era mayor antes, cuando era más joven y soñaba con desarrollar la viticultura desde el punto comercial, pero ahora la idea es que los demás lo hagan y yo poder asesorar y transmitir mi conocimiento”, comenta Vidor

Uvas de calidad mundial

Uvas Costa Rica

Al preguntarle a don Virgilio si la uva que ha producido en Costa Rica es competitiva con las uvas vinificables a nivel internacional, nos responde:

“Cada país, cada territorio, cada nicho ecológico, incluyendo la presencia del hombre, tiene sus características propias. Si nosotros traemos por ejemplo la uva Cabernet Sauvigon y la sembramos en un lugar determinado de Costa Rica, esa uva nos va a dar un producto similar, pero no igual. Va a tener unas carácterísticas que pueden ser horribles, y en ese caso tenemos derecho a comparar, porque es el mismo cabernet sauvignon, que se siembra aquí o allá. Y su calificación puede ser que es mejor o peor, de acuerdo a lo ya establecido.

Por otra parte, si yo hago un híbrido entre Cabernet Sauvigon y la Vitis Trifolia (tipo de uva autóctona del bosque silvestre), me sale un producto que tiene características geneticas adaptadas al clima local, que tienen más posiblidades de insertarse en la ecología del territorio y que por lo tanto es un producto nuevo, típico de acá. Probablemente tome del Cabernet Sauvignon los aromas, pero es un producto híbrido que también tiene características de acá. No se puede decir que es mejor o peor que el europeo, pero si tenemos el derecho de decir que es diferente.”

Uvas Costa Rica

Tres variedades autóctonas que se han vinificado con éxito

El tipo de uva que don Virgilio ha desarrollado en Costa Rica es una uva de calidad, tanto para comer, como para hacer jugo y, lo más increíble, para hacer vino.   Cuando inició su investigación pensó en obtener plantas para producir uva de mesa, pero luego de hacer varias pruebas utilizando la vitis trifolia junto a otras vides tradicionales, se dio cuenta que los híbridos obtenidos eran más aptos para la vinificación, por lo que decidió enfocarse más en ese aspacto.

Su investigación abarca miles de variedades y la creación de múltiples híbridos, pero hay 3 que son las que le han dado el mejor resultado: la Nonno Giovanni, bautizada así en honor a su abuelo, es una uva de doble propósito, de mesa y para hacer vino rosado o blanco de guarda media. La Isabella, que es un uva pequeña y de profundo color morado, apta para los tres usos, y la Rina, una uva grande, pariente de la Golden Muscat, que da un dulce de riquísimo sabor, muy buena para comer y que produce un vino blanco extraordinario, comparable con los mejores vinos europeos.

Pero como afirma con vehemencia don Virgilio,”la uva no se da sola, es el ser humano quien la desarrolla para que se dé. Muchas personas tienen la expectativa de que la mata de uva produzca sin que la persona realmente le meta trabajo en la forma de cultivarla, y eso no funciona”.

Si quiere tener su matita de uvas en el jardín, capacítese primero

Por lo anterior, desde hace varios años don Virgilio ofrece una charla instructiva en su casa a aquellas personas que desean aprender a cultivar sus propias uvas. El no da manuales, ni instructivos. Es un fiel creyente que para producir uvas con éxito hay que conocer el proceso en la práctica, en el campo, viendo y haciendo.

Si usted tiene interés en conocer más sobre este tema o adquirir una planta de uva autóctona de Costa Rica y cultivarla, puede contactar a Don Virgilio Vidor a través de su página de Facebook: Virgilio Vidor – Viticultura Tropical de Costa Rica, así como solicitar una cita para la charla instructiva, que se imparte normalmente todos los días, de 9 a 11.

Más adelante en nuestro blog: “El proceso de producción de uvas en Costa Rica”

Written by Irene Víquez

Irene Víquez es comunicóloga y publicista de profesión. Su experiencia profesional, combinada siempre con su vida de familia, ha estado relacionada principalmente a la investigación y planeamiento estratégico en temas relacionados con la comunicación y el mercadeo. Como afición personal se ha dedicado a la expresión artística a través de la pintura.

Dejar un Comentario